¿Son Fieles los Clientes de tu Empresa?

Hablar de fidelidad en los tiempos que corren es tocar temas muy delicados en las relaciones de pareja, pero en el campo de la empresa podría ser el factor diferencial entre el éxito o el fracaso de una idea de negocios.

Promover la fidelidad entre las empresas es una labor que pocas veces se tiene en cuenta y se le da muy poco valor. Pero entre los clientes y consumidores cual sería el concepto de fidelidad para la empresa.

El consumidor es fiel cuando la empresa le da los servicios que necesita cada vez que este los solicita y está cuando es requerida. Cuando le aporta esos valores añadidos al servicio de respeto, confianza, seguridad y eficiencia, en el trato personal, y además tiene unos precios razonables. En la actualidad ese tipo de empresas es muy difícil de encontrarlas, pero en cuanto se cumplen todos los criterios anteriores, el consumidor trata a la empresa como alguien de confianza y le es fiel.


Todavía hay empresas de ese estilo, pero lo difícil es dar respuestas a los usuarios cada vez más exigentes día a día y mantener el nivel de calidad en todo momento y lugar. ¿Cómo lograr que sean fieles y se mantengan en el tiempo? Se trata de trabajar día a día en la calidad y poder crear planes de fidelización y campañas de satisfacción de clientes. Las primeras para mantener al cliente y las segundas para determinar su grado de satisfacción para con nuestra marca.

 

Creo que lo primero que hay que hacer es un auto examen a nosotros mismos de las cosas que hacemos y de las que conocemos de nuestros clientes para luego poder crear estrategias de acción.

            - ¿Qué hago para que estén satisfechos?

            - ¿Están contentos los clientes con el servicio que les prestamos en la empresa?

            - ¿Cual es mi tasa de repetición de cliente?

            - ¿Qué sé de mi cartera de clientes?

            - ¿Cuándo fue la última vez que consumieron, que me visitaron, que los llamé?

            - ¿Conozco a cada cliente y sé que producto ofrecerle para que venga?

            - ¿Me puedo permitir el lujo de tener clientes dormidos?

            - ¿Estoy satisfecho con los resultados económicos de mi empresa?

 

Espero que este cuestionario de autoanálisis sea el principio para poder tomar las medidas oportunas que puedan hacer que rescatemos a clientes que realicen ventas en nuestra empresa y mejoren así nuestros resultados económicos siendo "fieles" a nuestra empresa.