OLFATO PARA LOS NEGOCIOS

Escrito por Antonio Luis  
 
Desde el mes pasado en una conversación con unos amigos con motivo de una reunión entre jóvenes empresarios, se planteó una pregunta que me ha estado rondando en la cabeza y que ha hecho que para este mes cambie mi habitual columna de difusión por esta otra de reflexión.

¿Se tiene o no, el olfato para los negocios…? Bajo esta pregunta se esconde algo más que una simple cuestión de “olor” por el dinero.


Hablamos de intuición para los negocios, hablamos de visión comercial de futuro, hablamos de sentido común, que suele ser el menos común de todos los sentidos.

Se trata de ver donde los demás no ven, anticiparse a las jugadas, darse cuenta de las necesidades que tiene la sociedad y ser el primero en poder realizarla y prestar el servicio, en definitiva tener los ojos bien abiertos.

Se trata de descubrir las necesidades, detectar los problemas, en los diferentes nichos del mercado y dar las soluciones oportunas y prestar el adecuado servicio, que cubra esa necesidad y solucione ese problema.

La información es una de las piezas claves, disponer de puntual, fiel y fresca información sobre las necesidades del mercado, es el primer valor para poder tener olfato para los negocios.
 
La imaginación suele ser otro factor importantísimo, de nada sirve tener dinero si no somos creativos para darle movimiento y nos limitamos a repetir comportamientos de modelos de éxito. Claros ejemplos hay en la reciente historia de nuestro país, la aparición de los Video clubes supuso un boom, mas adelante las tiendas informáticas, las inmobiliarias, los Cyber locutorios, y en la actualidad las empresas de crédito inmediato y refinanciación, proliferan por todas las esquinas de nuestras ciudades, son negocios de oportunidades. Y ya muy pronto con el cambio de ciclo económico y la crisis inmobiliaria veremos a empresas especializadas en subastas.
 
Donde empieza el olfato del emprendedor al poner la idea en funcionamiento y donde comienza la visión del oportunista? No es necesario responder la pregunta anterior, es el paso del tiempo el que termina poniendo a cada uno en su lugar y los que no obtienen su objetivo de rentabilidad y beneficio rápido, terminan por salir voluntariamente del mercado por propia iniciativa, y los demás los termina sacando el mercado. De los restantes que son los exitosos, es muy difícil por no decir imposible saber cual estaba en el punto de partida en la categoría de visión o la de olfato.

(*) Director Gerente de MultiServicio Empresarial S. L